Mi papá me propuso un desafío, como un juego, ya que me gusta hacer historias y crearlas, así que aprendí Scratch. Luego mi papá me fue enseñando de que se trataba y como esto me podía ayudar en mi colegio. Ahora ya tengo mis juegos, mis ejercicios y los certificados! Aprendí computación y toda mi familia me felicitó.

 

¡Gracias Jóvenes Programadores!

Estoy iniciando con Jóvenes Programadores y me parece una buena oportunidad para aprender a programar. Gracias por brindar está herramienta tan importante, ya que es algo que vemos con el día a día y con los cursos podemos adquirir los conocimientos de cómo se hace parte de lo que manejamos todo los días en nuestros celulares y computadoras y además, aprenderemos a utilizarlo a nuestro provecho y el de los demás.

Gracias a Jóvenes Programadores logré desarrollar mis propias ilustraciones e integrar el lenguaje de programación a mis proyectos de diseño.

 

Lo recomiendo ya que me permitió crecer como profesional.